LIDERATO DE LA APPU SE MOVILIZA HACIA ADMINISTRACIÓN CENTRAL PREVIO A LA REUNIÓN DE LA JUNTA DE GOBIERNO DE LA UPR

El liderato de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), se moviliza hacia la  Administración Central de la Universidad de Puerto  Rico para entregar carta a Presidente de la Junta de Gobierno UPR, Dr. Carlos Pérez, durante la última reunión que sostendrá este cuerpo previo a la aprobación del Plan Fiscal que presentarán a la Junta de Control Fiscal. 

Entre los asuntos que presentarán en su misiva, se encuentra la acción legal incoada por la APPU el pasado jueves 20 de abril del corriente.

Lea la carta aquí

APPU reconoce a funcionarios universitarios del Sistema de la UPR

Que reafirman la posición de rechazo a los recortes y al Plan Fiscal que presentará la Presidencia de la UPR a la Junta de Control Fiscal

La Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), reafirma su consistente reclamo de transparencia con la reciente declaración de la Rectora del Recinto de Río Piedras, Dra. Carmen Haydee Rivera, y su cuerpo de decanos, en la cual rechazan los recortes presupuestarios que pretende imponer la Junta de Gobierno a la UPR, a instancias de la Junta de Control Fiscal. El cuerpo de rectores y rectoras de las 11 unidades del Sistema se une al coro de voces que protesta contra los recortes y se pronuncian a favor de la auditoria de la deuda.

La APPU, así como los demás sectores universitarios hemos solicitado que se comparta la información en la que se basó el borrador de plan fiscal para estos recortes, que ascienden a $512 millones al cabo de 10 años. Las recientes declaraciones de los rectores, del cuerpo de Decanos del Recinto de Río Piedras, al igual que las expresiones del Dr. John Fernández Van Cleeve, Rector del Recinto de Mayagüez, coinciden con el rechazo de la comunidad universitaria a los recortes propuestos para la UPR.

Es precisamente ésta la postura que hemos estado exigiendo que asuma la Presidenta, Nivia Fernández, desde que asumió el cargo, así como se lo reclamamos a la anterior presidenta interina, Celeste Freytes desde que se filtró el primer borrador del presupuesto de la UPR el pasado mes de febrero. La APPU insiste en que la única forma de preservar la misión social y la función económica que brinda la UPR al país, es decir No al claro intento de desarticular la institución.

Reconocemos el valor de estos funcionarios universitarios de todo el Sistema de la UPR, cuando finalmente se han decidido decir la verdad frente a aquellas instancias de poder que pretenden hacer creer que siguen obrando en favor de la comunidad universitaria y el pueblo puertorriqueño. El llamado del Rector del RUM, quien además de rechazar los recortes aboga por la auditoría de la deuda pública, insta al pueblo a expresarse contra los mismos, confirma la urgencia de la defensa de la UPR y su misión social al servicio del pueblo de Puerto Rico. Así también confirma la justeza de los planteamientos y reclamos de los estudiantes y organizaciones gremiales de la institución.

La  Junta Nacional de la APPU exhorta a todos los componentes del Sistema de la UPR que aún no lo han hecho, a que se hagan eco de este reclamo de defensa de la UPR. Invitamos a todos los sectores a unirse a la marcha del primero de mayo, en defensa de la UPR y del país.

APPU SE OPONE AL TRASLADO DE LA ESCUELA ELEMENTAL

ANTE LA FALTA DE GARANTÍAS DE PARTE DE LA ADMINISTRACIÓN DE QUE NO SERÁ DESVINCULADA DE LA FACULTAD DE EDUCACIÓN DE UPR

La Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU) expresa su oposición al traslado de las escuelas laboratorio y sus actividades académicas fuera del Recinto de Río Piedras, acción que contraviene las condiciones establecidas en la Licencia de La Universidad de Puerto Rico (Certificación 2007-097) del Consejo de Educación Superior de Puerto Rico. Esta normativa vigente establece que dictar cursos fuera de los lugares indicados en la programación oficial del Recinto y el prontuario de los cursos podría ocasionar que se invaliden las horas/contacto y los cursos dictados en esas condiciones.

La Administración universitaria, al permitir este traslado de las escuelas laboratorio a escuelas públicas en la zona metropolitana no solo incumple esta certificación del CES sino que violenta la Política Institucional sobre la Convivencia en la Universidad de Puerto Rico (Certificación #38 2015-2016) e incita a romper huelga a sectores que apoyan la lucha estudiantil en defensa de la Universidad de Puerto Rico. En estas escuelas laboratorio existen docentes, padres, estudiantes y empleados que apoyan la huelga estudiantil y el cierre como medida de presión ante un recorte de presupuesto que pone en riesgo la existencia misma de la UPR, las facultades y programas del recinto, incluyendo las escuelas laboratorio. Existen sectores en las escuelas que quieren que las clases se reanuden, algunos de ellos que expresan apoyo a la lucha estudiantil y otros que no la apoyan. La Administración de las escuelas, buscando una normalidad que no existe en medio de este ataque contra la UPR, expone a esa comunidad dividida a situaciones de confrontación.

Las escuelas laboratorio son parte de la Facultad de Educación del Recinto de Río Piedras y adscritas a la Universidad de Puerto Rico cuya función es la formación de maestros, la experimentación académica e innovación. Su traslado a escuelas que están identificadas por el DEP por su baja matrícula y que podrían enfrentar cierres, es de por sí una situación conflictiva porque los gremios magisteriales se oponen a su privatización. Este traslado debe crear suspicacia a los empleados universitarios a quienes la misma administración universitaria no puede asegurar que regresen a los planteles del recinto. Lo que parece ser un remedio provisional puede abrir la puerta a una desvinculación de la institución facilitando el camino a convertirlas en charters o privadas.

Existen más preguntas que respuestas en este momento de parte de los docentes, padres y del resto de la comunidad de estas escuelas porque la Administración Universitaria ha obrado sin consultar a todos los sectores involucrados, incluyendo los comités de diálogos ni a la Junta Coordinadora de Seguridad. Por estas razones, nos oponemos a que estas escuelas laboratorio dejen de ser públicas y universitarias. Invitamos a los docentes de estas escuelas a no romper huelga, a cumplir con las normativas vigentes del CESPR, a evitar confrontaciones con los gremios universitarios y del DEP, de la misma comunidad escolar y a no facilitar que la administración universitaria enajene estas escuelas de la Universidad de Puerto Rico.

APPU exhorta a comunidad universitaria a apoyar el Paro Estudiantil decretado por 72 horas en Recinto de Ciencias Médicas

La Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios exhorta a los docentes, investigadores y demás miembros de la comunidad universitaria a apoyar el Paro Estudiantil decretado por 72 horas como una expresión del Recinto de Ciencias Médicas en contra de los enormes recortes a los fondos asignados a los sectores de salud y educación.

El paro ha sido decretado desde el lunes 10 de abril hasta el miércoles 12 de abril (inclusive) y nos reuniremos en la entrada del edificio principal.

Expertos de las disciplinas de Finanzas, Economía así como múltiples organizaciones universitarias, comunitarias y profesionales dentro y fuera de Puerto Rico se han unido para alertar al país sobre el terrible impacto que tendrá reducir una vez más los fondos gubernamentales asignados a la UPR, reduciéndolos de $833 millones a $383 millones La Universidad de Puerto Rico enfrenta la amenaza más grande en su historia y los estudiantes se unen al reclamo de un ALTO a esta acción del gobierno y de la Junta de Control Fiscal.

En Puerto Rico, un total de 1,586,285 personas (aproximadamente 1.6 millones) viven por debajo del nivel de pobreza. A su vez, el salario promedio familiar fue de apenas $18,626 en el 2015, mientras que en Estados Unidos fue de $55,775 para el mismo año. No podemos utilizar estos modelos para decir que la UPR es muy “barata” en comparación con las universidades norteamericanas.

Como si esto fuera poco, el gobierno ha anunciado un recorte de 800 millones en la prestación de servicios de Salud, lo que será un duro golpe al acceso a servicios de salud de la población.

El Recinto de Ciencias Médicas educa los futuros profesionales de la salud, investiga para ampliar el conocimiento de las enfermedades y mejorar la prevención y el tratamiento que reciben miles de ciudadanos. Múltiples servicios de salud del Centro Médico de Puerto Rico, de sus Clínicas Externas, comunidades marginadas y del Hospital de Carolina los proveen casi exclusivamente docentes y estudiantes del Recinto de Ciencias Médicas de la UPR.

Nuestra responsabilidad como Universitarios y Puertorriqueños recae en la protección de la UPR como el mayor proyecto de justicia social del País que es! Necesitamos que la UPR se mantenga vital y efectiva en el cumplimiento de su misión. Compañeros, esta protección no se puede ofrecer desde sus escritorios llenando una encuesta. Se da valientemente convirtiéndonos en representantes y portavoces de nuestra universidad en todos los foros y espacios donde estamos.

El Capítulo del Recinto de Ciencias Médicas de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios está comprometida con la salud y la educación del pueblo de Puerto Rico, por lo que nos reiteramos en contra de los recortes propuestos a estos sectores y apoyamos el paro decretado por los estudiantes de nuestro recinto.

Invitamos a la comunidad del RCM y a la ciudadanía en general a unirse a este reclamo.

Asamblea Extraordinaria APPU reitera el rechazo contundente a los recortes propuestos a UPR


Asamblea Extraordinaria APPU reitera el rechazo contundente a los recortes propuestos a UPR y establece su plan de acción en la defensa de la Universidad de Puerto Rico y de los servicios públicos esenciales al pueblo puertorriqueño

La Asamblea General de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU) en sesión extraordinaria el 5 de abril en el Teatro de la UPR en Carolina, reiteró su rechazo contundente al recorte de $450 millones que representa el 54% del presupuesto de financiamiento a la Universidad de Puerto Rico y contra la política de austeridad impuesta por la Junta de Control Fiscal Federal y el gobierno al pueblo de Puerto Rico.

De forma unánime la Asamblea aprobó un plan de acción dirigido a la defensa del Sistema de la UPR y la educación superior pública que incluye entre otros un paro el 1ro de mayo, promover y auspiciar las diversas campañas de boicot económico a bancos y empresas responsables del endeudamiento y de promover políticas de austeridad con el único fin de pagar la deuda a costa de la salud, la educación, el empleo y el retiro del pueblo puertorriqueño. La Asamblea dio un voto de confianza a la Junta Nacional de la Asociación para organizar e implementar otras acciones de movilización que manifiesten el rechazo a los recortes de la Universidad.

La Asamblea exigió la renuncia de la Presidenta Interina de la UPR, Dra. Nivea Fernández, por entender que no ha tenido el valor suficiente para defender la universidad. Así mismo los docentes se opusieron a que la Presidenta Interina sea una de las candidatas a ocupar el puesto en propiedad ante el evidente conflicto de interés entre oponerse a los recortes y mantener el favor de los mecanismos políticos que al fin de cuentas son los que deciden quién ocupará el cargo.

Cónsono con el trabajo que la APPU ha desarrollado por más de una década en defensa de los docentes en contrato de servicio que laboran en condiciones precarias en el Sistema de la UPR, y que representan más de la mitad de la población docente, la Asamblea aprobó el rechazo a un posible aumento en la carga académica de los docentes con plaza que tendría como consecuencia directa la reducción de oportunidades de empleo para este sector. Exigieron el establecimiento de una política de contratación que tome en consideración los años de servicio que en algunos casos excede de 5, 10 y hasta 20 años en contratos, así como las evaluaciones hechas durante del periodo de contratación en adición a la consideración del mérito que evalúan los comités de personal y los entes nominadores.

La Asamblea que contó con la participación de un nutrido grupo de docentes no afiliados a la APPU, entendió que el momento que atraviesa la universidad requiere de espacios que propicien el encuentro de todos los docentes. En este sentido la Junta recibió un mandato de Asamblea para convocar una asamblea nacional docente, que incluya a todos los docentes del Sistema UPR independientemente de su afiliación a la APPU dirigida a implementar medidas en defensa de la permanencia de la UPR.

 

Recibe todas las noticias de la APPU

Contacto

  • Tel.: 787-758-8232  787- 764-0000 exts. 3008/5690

Síguenos en las redes sociales

Únete a la conversación. Envíanos tus comentarios.